Dónde Encontrarnos
-Mapa de localización-

C./ Encerradero, 2
28755 LA ACEBEDA
(MADRID -ES-)

Telf.:   (34) 918 699 195
Móvil: (34) 619 392 742

 info@laposadadelosvientos.es


A una hora escasa de Madrid, a apenas 80 Km. de Madrid.

En el Parque Nacional del Guadarrama, en la Sierra Norte de Madrid, en La Acebeda.




Se accede a ellas por la Autovía de Burgos (Nacional I) y tomando la salida 83,
fácilmente señalizada con el nombre de La Acebeda.
Desde esta salida se accede a la carretera Local M-978 de reciente asfaltado y ampliación.
En 4 Km. Llegará a La Acebeda, descubriendo a medida que avanza, los encantos que la naturaleza
va a ofrecerle.





Disfruten de una agradable estancia.

Disfruten de sus alrededores, sus bosques de robles, acebos y pinos, sus ríos y arroyos,
cañadas, cuerdas y veredas, sus frutos y su historia.

 

Tendrá la posibilidad de realizar excursiones y paseos a pie, caballo o burro.

También podrá conocer otros lugares cercanos, de atractivo turístico como 
Montejo de la Sierra y su hayedo, 
Horcajo, Horcajuelo, La Hiruela, Braojos o Buitrago del Lozoya.


Nos encontramos en La Acebeda, un precioso municipio que conserva el auténtico “sabor de pueblo”.
Situado al Norte de la Comunidad de Madrid, a 10 kilómetros del puerto de Somosierra
y apenas distante
80 kilómetros
de la capital Madrid.
Se encuentra incluido en el área de influencia del tradicionalmente llamado "Camino de Francia".

Con una altitud de 1.269 metros, su término municipal abarca 22,1 kilómetros cuadrados.

 

La Comunidad Autónoma de Madrid, alberga a su Sierra Norte, más conocida por la
Sierra Pobre de Madrid, c
on más de 100.000 hectáreas de extensión, un vasto territorio cada vez
más protegido por su valor ecológico.
Si no fuera por estas montañas, la capital tendría poco que beber y casi nada que respirar.

En esta tierra nace y crece el río Lozoya, que da de beber a la ciudad de Madrid, y se levantan las montañas que purifican su aire. En sus laderas podemos encontrar, además de espléndidos melojares, hayedos
y fresnedas, un entramado rural que planta cara a la desaparición de su riqueza cultural y de su identidad.
Pueblos que cuentan además. con unos atractivos naturales de primer orden

La titularidad de esta zona estuvo en manos segovianas hasta que en 1833, la reforma administrativa
otorgó a Madrid varios terrenos de esa provincia, entre los que se encontraban las tierras que aquí describimos.
Hasta entonces, el sexmo de Lozoya, fue una unidad administrativa encuadrada dentro de las
Comunidades de Villa y Tierra de Segovia; un ejemplo de gestión y cooperación en el que los pastos,
los bosques y los ríos eran bienes comunales.

Con el final del siglo, la parte más septentrional de Madrid, conoció su etapa dorada.
Un desarrollo en el sector ganadero, que sin contar con razas de vacuno destacadas, sí poseía
excelentes pastos; unos terrenos fértiles en el fondo de los valles y una riqueza forestal consistente en
extensos encinares y melojares utilizados para obtener carbón.

Ajena estos trámites, la fauna ha soportado los cambios introducidos en la sierra de manera desigual.
Mientras el oso pardo y el lince desaparecieron hace mucho tiempo, el lobo parece animado
a recolonizar la Sierra Norte. Estos bosques continúan siendo buenos para herrerillos, carboneros o picos picapinos y también para mamíferos como el jabalí, el corzo, el zorro o la jineta, especies éstas que se han visto favorecidas por las modificaciones humanas.
Allí donde termina el bosque y los rigores del frío intenso y el azote de los vientos modelan la vegetación,
dándole forma almohadillada, águilas reales, buitres leonados, acentores alpinos o roqueros rojos,
demuestran que, aunque pobre, esta sierra sigue viva.

Dentro de la Sierra Norte, una de sus divisiones es el Valle Medio del Lozoya,
formado por  un  total  de  11  municipios: 

MUNICIPIO

ALTITUD
(METROS)

N.º DE
HABITANTES

La Acebeda

1.269

58

Braojos

1.192

191

Buitrago de Lozoya

975

1.599

Gascones

1.045

115

Horcajo de la Sierra

1.068

125

Madarcos

1.062

27

Piñuecar

1.061

187

Roblegordo

1.299

81

La Serna del Monte

1.074

114

Somosierra

1.434

105

Villa Vieja del Lozoya

1.066

188

El denominador común del abandono poblacional, pero que siguen manteniendo un equilibrio perfecto entre
naturaleza y ruralidad.

En cuanto a nivel gastronómico, en toda la Sierra Norte destacan el queso de cabra, la miel,  los asados en horno de leña, los judiones y la carne de vacuno de la zona.
En artesanía: la cerámica, el obraje de paños y los bonsáis con árboles autóctonos.

PARQUE NACIONAL DE LA SIERRA DEL GUADARRAMA.


Desde LA POSADA DE LOS VIENTOS, os contaremos algunos de sus aspectos y curiosidades.

MODELO DE CULTURA RURAL Y ESPACIO PARA LA SOSTENIBILIDAD. Sierra Norte de Madrid. LA ACEBEDA. Valle Medio del Lozoya.


CASI 34.000 HECTÁREAS DE PARQUE…


El nuevo parque, nace con una superficie de casi 34.000 hectáreas, repartidas entre Madrid (21.714 hectáreas) y Castilla y León (12.246 hectáreas), como reconocimiento a la preservación de un territorio donde siempre se pretendió armonizar la conservación del medio natural con los usos tradicionales del mismo. 


La declaración de Parque Nacional eleva los niveles de protección que por razones ambientales disponía ya la Sierra del Guadarrama y, dentro de su ámbito físico, se encuentran los sitios naturales de interés nacional declarados en los años 30, de la Cumbre, Circo y Lagunas de Peñalara, de la Pedriza del Manzanares y el Pinar de la Acebeda. 


Reserva tu VERANO en LA ACEBEDA. Sierra Norte de Madrid. PARQUE NACIONAL DE LA SIERRA DEL GUADARRAMA. Julio, Agosto y Septiembre.


Sendas en un entorno único: La Acebeda-Alto del Lomo / La Acebeda-Puerto de la Linera / La Acebeda-Puerto de la Acebeda / La Acebeda-Somosierra / y más….

 
SU RIQUEZA PAISAJÍSTICA.
Su gran riqueza paisajística, la representatividad de sus ecosistemas y su modelo de conservación de la biodiversidad y de aplicación de prácticas de desarrollo sostenible, donde conviven el 40% de las especies de anfibios y reptiles de España, el 39% de aves y casi el 50% de los mamíferos, le convierten en un entorno natural único. Además, algunos de sus espacios ya gozaban de protección ambiental nacional y comunitaria, tanto en el caso de la vertiente madrileña, (Parque Natural de la Cumbre, Circo y Lagunas de Peñalara, y el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares), como en la vertiente segoviana (Parque Natural de la Sierra Norte de Guadarrama).  Seis espacios de la Red Natura 2000 están situados en el Parque Nacional, y en el sector madrileño, gran parte del territorio se encuentra dentro de la Reserva de Biosfera de la Cuenca Alta del Manzanares declarada por la UNESCO. Por último, los Humedales del Macizo de Peñalara están incluidos en la lista de humedales de importancia internacional del Convenio de Ramsar.


ZONA DE PROTECCIÓN DE FLORA Y FAUNA.
En el Parque Nacional se reconocen en la proporción y singularidad de especies y la presencia significativa de endemismos de flora y fauna (las emblemáticas águila imperial ibérica, buitre negro, cigüeña negra…). Reconoce también, los pinares de 'pinus sylvestris' de reconocido valor ambiental, los sistemas naturales de origen glaciar y preglaciar, los humedales y lagunas de alta montaña, o los sistemas naturales de quijigares y melojares, poco representados en la Red de Parques Nacionales.
  

PATRIMONIO CULTURAL.

Museos etnográficos, viejos molinos y fraguas; las viviendas tradicionales construidas con una fuerte estructura de madera y gruesos muros exteriores de piedra y barro, el importante patrimonio arquitectónico de parroquias y ermitas, fuentes y potros de herrar, la gastronomía basada en la diversidad de platos y la calidad de los productos y la celebración de fiestas populares características, son algunos ejemplos de los recursos culturales de la zona.


APROVECHAMIENTO HUMANO.

Como zona de montaña, el aprovechamiento agrícola es muy reducido, siendo más importante el forestal y sobre todo el ganadero, de carne y de lidia; aunque también encontraremos manadas de caballos en estado de semilibertad. Para promocionar el uso sostenible de la ganadería en un entorno sensible, se ha creado la IGP "Carne de la Sierra de Guadarrama" en una zona territorial delimitada, empleando ejemplares de razas selectas -Avileña, Charolesa y Limousine- en régimen extensivo y alimentadas a base de pastos.

 

ALGUNAS LEYENDAS Y MITOS.


Los habitantes del Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama cuentan con varias leyendas. Aquí os dejamos tres de ellas:


La Sima de los Pastores: Existe la creencia de que en los montes cercanos a San Lorenzo del Escorial existe un tesoro oculto.

 

La cueva de la Mora: Se halla cerca del refugio Giner. Parece ser que la hija de un rico árabe enamorada de un joven cristiano; fue retenida por sus familiares musulmanes en el interior de esta cueva. De cuando en cuando el alma de la despechada joven se desliza vagando entre las rocas y canchales en busca de su amor perdido.

 

La Pastora: Cada noche de difuntos a la fría luz de la luna, emerge del centro de una Laguna de Peñalara un islote en el que se ve la figura de una pastora, que se ahogó en la laguna siguiendo un cordero.